Ya no habrá fronteras para los contenidos por streaming

De un tiempo a esta parte es una realidad palpable que cada día son más las personas las que se suscriben a las plataformas de reproducción en streaming. Una manera de consumir contenidos de forma legal, los cuales, por cierto, tienen una calidad extraordinaria ya que en muchos casos son estrenos. Sin embargo, una de las restricciones que podíamos ver hasta este momento es que el usuario únicamente podía visualizar los contenidos que la plataforma de turno había contratado para el país en el que ese usuario se encontraba.

Por poner un ejemplo práctico, un usuario de Netflix que se hubiera registrado en España y viaje a Alemania, solo podría ver los contenidos que Netflix haya acordado para el país alemán. Algo que la Unión Europea quiere erradicar por el bien tanto de las propias compañías como de los usuarios.

La movilidad de las personas la clave

Estamos en pleno siglo XXI. En un momento en el que una persona, sea por el motivo que sea, hoy se puede encontrar en España, y mañana se puede encontrar en el norte de Europa o incluso en la otra punta del mundo.

Una situación, la geográfica, que no debería afectar para nada a los servicios que ha contratado. Por ello, tras haber elevado algunas organizaciones de usuarios una queja por la disminución y la alteración de los servicios contratados al viajar de un país a otro, la Unión Europea, ha decidido hacer todo lo posible para que los usuarios puedan acceder al catálogo de contenidos que han contratado.

Con el paso del tiempo seguramente se tienda a poder visualizar un catálogo único aunque todavía para eso, seguramente, quedan algunos meses. Y es que ese tipo de unificación depende más de las empresas concesoras de los derechos audiovisuales de los contenidos que de las autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *