¿Son los drones la mejor tecnología para ayudar al medio ambiente?

Aunque aún resulta normal vincular a los drones y al ámbito militar, lo cierto es que se ha incrementado la utilización que se le da a estos dispositivos con el propósito de apoyar y optimizar el medio ambiente y es que los drones resultan ser ligeros, de bajo coste, no necesitan mucha infraestructura y lo mejor de todo es que no usan mucho o no utilizan ninguna clase de combustible, por lo que son la mejor tecnología para ayudar al medio ambiente

Apoyando la energía sostenible

Actualmente, una de las áreas donde existen más drones trabajando, es en las granjas solares, las cuales podrían llegar a extenderse de 1 a 100 hectáreas, de modo que mantenerlas manualmente no es algo no muy práctico e incluso puede ser un poco peligroso, dado que los ingenieros desean inspeccionar los paneles, en el momento en que el sol se encuentra en su punto más elevado.

Drones para vigilar el medio ambiente

Varias son las empresas que desarrollan drones que cuentan con cámaras que brindan imágenes térmicas, la cuales muestran una visión aérea, con el objetivo de indicar cuales son los paneles que podrían estar dañados, llenos de polvo o cubiertos por la vegetación. Después de procesar dicha información, vuelven a esas localizaciones específicas con la finalidad de reparar los paneles cuando sea más apropiado, realizando el mantenimiento más eficaz posible.

Otras industrias que igualmente se benefician en gran medida gracias a la tecnología de drones, suelen ser los parques eólicos. Normalmente, las inspecciones se tratan de enganchar a los operarios a varios cables y colgarlos de la estructura, sin embargo, algunas empresas usan drones con el propósito de enviar imágenes 3D y videos en tiempo real sobre las palas de la turbina.

Asimismo, los drones están siendo adaptados con el fin de monitorizar la contaminación. Una start-up ubicada en Finlandia conocida como Aeromon, fue capaz de descubrir y examinar 70 emisiones industriales distintas y determinar la calidad del aire en varias áreas de gran tamaño. Antiguamente, dichas emisiones pudieron pasar desapercibidas debido a que los sensores se encontraban a nivel del suelo o los que estaban a mayor altitud no fueron capaces de detectarlas.

De igual manera, esta nueva utilización que se le está dando a los drones, se está realizando en otros sitios, ya que se encuentran siendo utilizados con el fin de monitorizar las fugas de gas en EE.UU y las emisiones de los buques en aguas europeas. De manera parecida, igualmente los drones se encuentran siendo modificados con el propósito de detectar aguas contaminadas, igual que en el proyecto realizado por el MIT “Waterfly”, el cual se dedica a buscar cianobacterias presentes en el agua.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *