Softbank podría invertir hasta 659 millones de euros en una pizza hecha por robots

La multinacional japonesa SoftBank Group Corp, está en conversaciones para invertir de 439 millones a 659 millones de euros en Zume Inc., una startup de Silicon Valley, que está utilizando la automatización industrial y el análisis predictivo para agilizar la entrega de pizzas.

Zume comenzó las operaciones en 2015. Esta empresa está cofundada por Alex Garden, ex presidente de Zynga Studios, y Julia Collins, ejecutiva de operaciones de restaurantes, que trabajó para la marca artesanal Fromray Murray’s Cheese y Mexicue, una pequeña cadena de restaurantes mexicanos.

Poco después de que Zume comenzara a vender sus tartas construidas con cyborg, la compañía obtuvo fondos de AME Cloud Ventures, fundada por Jerry Yang, cofundador de de Yahoo.

Zume posee una patente de camiones de reparto para cocinar alimentos mientras se dirige a sus clientes. Los camiones patentados de la compañía, son cargados en parte por robots y tienen hornos que se activan a pedido, a través de una señal de nube remota.

Zume usa la robótica y la inteligencia artificial para presionar la masa, untar la salsa y sacar la pizza dentro y fuera de los hornos a una velocidad de maniobra mucho más rápida, que si la comparamos con la de los humanos.

Softbank podría invertir hasta 659 millones de euros en una pizza hecha por robots

La tecnología le permite a Zume operar legalmente, a pesar de algunas leyes, que evitan que las compañías de camiones de alimentos preparen alimentos mientras un vehículo de reparto está en movimiento.

Zume opera con tres camiones desde su sede en Mountain View, California, pero planea asociarse con compañías como UberEats en el futuro, en las que también participaría Softbank.

Zume ha sido muy metódico en su crecimiento hasta ahora, expandiendo su entrega de pizza solo en el área de la bahía. Ese tipo de inversión financiaría y la expansión geográfica, le daría la pista para ampliarse en nuevas cocinas.

SoftBanck ha invertido cientos de millones de euros en otras empresas de tecnología y distribución de alimentos. A principios de este año, el fondo lideró una ronda de financiación de 470 millones de euros en DoorDash, con sede en Palo Alto. También tiene participaciones en las empresas de distribución, Ola, Grab y Didi Chuxing, todas las cuales se están diversificando en la entrega de alimentos.

Por ahora, el foco en la industria de la pizza, ha estado dominada por la fiebre de la automatización. Domino’s ha estado compitiendo para automatizar la entrega urbana a través de un concepto que llama la Unidad Robótica de Domino (DRU) y una asociación con Flirtey, la compañía que fabrica aviones no tripulados de entrega terrestre.

Little Caesars, también ha accedido a la carrera de automatización. Recientemente, solicitó una patente para un robot de fabricación de pizza, que ahorra muchas de las tareas decisivas a los humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *