¿Qué pasa con Facebook e Instagram?

La  popular red social Facebook se ha enfrentado innumerables dificultades  e indudablemente se ha venido a menos en este año que finaliza 2018. Las razones son múltiples y asignadas por escándalos se le acusa entre otras cosas de venta de datos, propaganda invasiva y dudosas practicas han sido algunas de las acusaciones que ha tenido que enfrentar el gigante, aún así sigue de pié.

Ante el cúmulo de problemas Mark Zuckerberg ha hecho frente a tales hechos, teniendo que testificar y defender su emporio.

Sin embargo ha perdido mucho dinero, millones, y soportado montañas de críticas, esto no ha mermado en nada su gigantesco patrimonio, aun perdiendo una cantidad nada despreciable de seguidores.

No se puede hablar de Facebook sin dar la vuelta y ver Instagram y WhatsApp, en este caso nos referiremos a Instagram, los estudios afirman que esta red social ha sido infiltrada por los rusos siendo la cuenta más invadida por los mismos donde operaban simulando sus perfiles siendo realmente su objetivo la sustracción de la información de sus seguidores como correos electrónicos e información personal.

La estrategia rusa no se detiene, explota la influencia de los seguidores sobre su público y constituye un atractivo para los intrusos rusos, lo que les sirvió para crear cuentas que en apariencia se ven como un inocente influencer que publica historias e imágenes sencillas, para así crear cuentas con fines políticos.

Instagram lanza un portal de vídeo de formato largo

Como resultado de toda esta maraña desinformativa e infiltración por parte de los rusos, Instagram podría correr la misma suerte que Facebook en manos de los mismos Trolls.

IRA, que es una Agencia de Investigación de Internet, es una Compañía Rusa especializada en Fake News o falsa información como la conocemos. Esta agencia ya ha invadido a Instagram  esto lo asegura la Universidad de Oxford además de señalar el porcentaje de un 238%.

Tan cierto como que la IRA publica más en Instagram que el mismo Facebook, algo que se debe en parte a que los usuarios o seguidores consideran que Youtube, Twitter y Facebook son agentes desinformantes, por lo tanto los Trolls se concentran estratégicamente en esta red social Instagram.

Mark Zuckerberg negó en repetidas ocasiones que su red social Facebook hubiera incurrido en la difusión de contenido falso, pero finalmente no tuvo más opción que admitir la intromisión subrepticia del IRA con los resultados desastrosos que salieron a la luz para perjuicio de Zuckerberg y su modelo de negocio,

El riesgo aquí es que Instagram funciona con el mismo método que Facebook y WhatsApp y los trolls que han arremetido contra Facebook podrían hacer lo mismo con Instagram y repetir con creces el mismo terremoto económico que se produjo al infiltrar de manera tal que el daño pudiese ser peor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *