Pros y contras de Mass Effect Andrómeda

Esta es una de esas sagas que los jugadores llevan esperando mucho tiempo. Sin embargo, la nueva entrega, si bien es cierto que ha dejado un buen número de luces, no es menos cierto que ha está dejando tras de sí un buen número de sombras.

Grandes mapeados y una jugabilidad excelente

Estas podrían ser las dos principales virtudes de este título. Unos mapeados gigantes en los que vamos a poder hablar con muchas personas. Unas conversaciones en las que tendremos que tomar decisiones, las cuales, por supuesto, afectarán al desarrollo global del juego.

Por otro lado, la jugabilidad es una delicia. Los combates, las luchas y las armas se manejan con mucha soltura por lo que vamos a poder disfrutar de unos duelos realmente atractivos durante todas las horas que dura el juego.

Misiones muy repetitivas y fallos técnicos

Pero claro, no es oro todo lo que reluce y esta nueva entrega de la saga Mass Effect tiene sus problemas. El primero de ellos es que las misiones son muy repetitivas y no salen de conseguir tal o cual objeto o, en el mejor de los casos, de esconderse tras una cobertura y disparar hasta que todos los enemigos caigan. Algo monótono para los más exigentes.

Por último decir que el nivel técnico no es el esperado para un juego de última generación. No es que tenga unos gráficos malos pero sí es cierto que sobre todo en las primeras misiones los mapeados no tienen un gran nivel. Se ven vacíos y da una sensación de dejadez en todo su conjunto.

Un juego que es ideal para los fieles seguidores de la saga pero que se puede evitar, y adquirir otros, en el caso de que no lo seas. Aun así, como decimos, si eres un fan debes jugarlo sin lugar a dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *