Métodos que se usan para desatascar tuberías

Si el lavabo o el fregadero no traga agua, existe un atasco importante. Para evitar que esto ocurra, lo interesante es limpiar de manera regular los sifones, pero no siempre se hace.

Ante atascos muy grandes, la mejor solución es contar con una empresa de desatascos en Hospitalet, o en el lugar más cercano a tu ubicación. Como expertos en la materia, identificarán el problema desde el primer momento y optarán por la solución más rápida y económica.

Si el problema no es tan grave, puedes probar estos métodos:

Desatasca la tubería probando estas opciones:

Usa un desatascador de ventosa

Es el desatascador que se ha utilizado toda la vida; se compone de una ventosa unida a un mango y desatasca por succión.

Colocas la ventosa en la boca del desagüe y taponas el rebosadero. Tira del mango para que se incremente la acción de succión y así debería salir el elemento o elementos que están atascando todo.

Al ser un método tan fácil de utilizar, no necesitaremos llamar a una empresa de desatascos y pocería en Aranjuez. Si no resulta, pasamos al siguiente método.

Usa un desatascador de muelle

Es un muelle de un considerable tamaño que iremos desplazando a lo largo de la tubería hasta alcanzar la suciedad que tapona. Es uno de los métodos que las empresas de desatascos baratos en la provincia de Murcia, o de cualquiera ubicación, empezará a probar. Ellos cuentan con muelles largos, incluso de hasta 10 metros y pueden llevar una manivela para sacarlos con facilidad.

Es un buen método a utilizar cuando las tuberías son antiguas y no se puede utilizar un producto químico por riesgo a que se descompongan.

Usa un desatascador neumático

La versión mejorada del desatascador de ventosa. Básicamente es lo mismo, pero integra una pequeña bomba que funciona de forma manual, gracias al empuje de aire y succión. Colocas, accionas el mango y se succionan los restos de suciedad.

Usa desatascadores químicos

Los podemos encontrar en muchos formatos, como en gel, líquido o gránulos. Si no tienes mucha idea de cómo funcionan, llama a un fontanero en Madrid centro para que se encargué  de hacerlo.

Hay que tener mucha precaución, y es que estos compuestos son agresivos para nuestras manos, así como para nuestro sistema respiratorio; tan solo se deberían utilizar como último recurso.

Prueba con estos 4 métodos y, si no estás seguro/a de algo, déjalo en manos de los profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *