Los creadores del videojuego Commandos acusados de una mala gestión de fondos

Se ha desatado toda una polémica por parte de la famosa empresa productora del mundialmente conocido videojuego Commandos, ya que esta empresa esta siento acusada por realizar una mala gestión de fondos y demás problemas financieros que se inyectaron para la elaboración de una secuela de videojuego.

¿Qué hay en el trasfondo de este caso?

Este caso es más serio de lo que parece, ya que Pyro Studios había establecido plazos para el desarrollo del videojuego y había recibido una financiación de 950 mil euros y de los cuales se desconoce el paradero.

El desarrollo del juego que parecía comenzar con  buen pie según fuentes involucradas al proyecto, fortuitamente ha detenido su avance y está sufriendo cambios radicales que entorpecían el primer proyecto que se había planteado.

Ignacio Pérez Dolset,, maximo responsable de la empresa

Entre las constantes insistencias a cambiar la plataforma y enfoque del videojuego por parte del máximo responsable de la empresa, Ignacio Pérez Dolset, se mantenía un escenario completamente para la versión final del proyecto. En un principio algo que comenzó como una secuela eventual, se fue convirtiendo en una versión del tipo remake de la primera entrega para dispositivos portátiles y Smartphone y después en algo indefinido.

Se han dejado demasiadas bases sin terminar y aun no se concluye en nada, esto al parecer porque los directivos no estaban satisfechos con lo que se tenía hasta ahora y temían que no pudiese ser otro gran éxito como la primera entrega.

Después de estar casi un año en un estado de Bypass y tener una deuda acumulada, con un total del 0,5% de la cantidad, esta representaba una forma de préstamo del cual no ofrecía producto alguno y que tenía solo a un departamento de desarrollo indeciso y algo frustrado por todos los retrasos e incumplimiento de plazos para avances del mismo.

Commandos pretendía ser una buena apuesta por el mercado español, utilizando dinero de ayudas públicas para poder triplicarlas y hacer algo que beneficiaba enteramente a España, pero por desgracia solo ha quedado una tremenda deuda que se carcome por si sola y que no ofrece garantía alguna de éxito a diferencia del videojuego predecesor.

Entre las opciones más viables que tenía el estado para invertir, este proyecto era el que más resultaba para obtener provecho del mercado de videojuegos en España, esto claro, justo detrás de entregas como PC futbol o Castelvania, que hubiesen sido ofertas igual de favorables, ahora solo la industria se ha quedado con un amargo sabor en la boca y los bolsillos vacíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *