Juguetes sexuales inteligentes pueden ser fácilmente hackeados

A la mayoría de las personas que utilizan juguetes sexuales inteligentes, les gusta pensar que sus actividades son privadas, pero los expertos en ciber-seguridad han demostrado todo lo contrario, especialmente cuando los juguetes para adultos, funcionan a través de conexiones inalámbricas como bluethooh y aplicaciones móviles complementarias.

El problema principal, es el uso de BLE (Bluetooth Low Energy), ya que tiene menos sistemas de seguridad en comparación con  el bluetooth clásico.

BLE es una tecnología de red de área personal inalámbrica, creada para consumir menos energía que Bluetooth convencional, permitiendo que los dispositivos funcionen con una batería más pequeña durante más tiempo. Esta tecnología comúnmente es utilizada en monitorizadores de fitness, actividad y  salud y accesorios de ordenador como teclados o ratones.

Los expertos dicen que el proceso que permite que estos juguetes sexuales inteligentes se sincronicen con un teléfono inteligente cercano a través de BLE, es un canal abierto que permite que cualquier otra persona que se encuentre cerca, se pueda conectar con facilidad a través de un dispositivo móvil.

Debemos tener en cuenta  que no hay PIN o protección con contraseña en estos dispositivos y si lo posee, en algunos casos el PIN es estático y genérico, con claves como 0000, 1234, etc.

Algunos de estos dispositivos han sido diseñados con unas medidas de seguridad tan deficientes, que tienen hasta el mismo identificador para transmitir a usuarios cercanos que buscan sincronizarse. Dado que las señales BLE entre el teléfono y los juguetes sexuales no están encriptadas, un hacker podría conducir alrededor de una ciudad con una antena y trazar todos los juguetes sexuales que se encuentren listos para su sincronización.

La cámara de vibrador inteligente puede ser hackeada

La única protección posible es que los dispositivos BLE generalmente sólo se sincronizan con un dispositivo a la vez.

Sin embargo su alcance es limitado, en el caso que el usuario salga del alcance de su teléfono inteligente o la batería del teléfono se acabe, el juguete para adultos estará disponible para que otros lo utilicen y se conecten sin ninguna autenticación.

En el año 2016, dos hackers revelaron en la conferencia DEF CON 24 Hacking Conference sugirieron que el juguete sexual We-Vibe 4 Plus puede grabar y transmitir datos de naturaleza íntima a la compañía en tiempo real. Meses después, una mujer llevó a una compañía de juguetes sexuales a los juzgados, después de que supuestamente habían recabado “información de uso privado” de su juguete sexual inteligente.

A pesar de los riesgos en seguridad y la falta de estándares, la cantidad de dispositivos que se conectan a través de redes inalámbricas se está disparando. Según el nuevo informe “Estado del mercado: Internet de las cosas 2017”de Verizon Communications Inc, miles de millones de dólares se están utilizando para este sector en prácticamente todas las industrias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *