Internet pasa de la nube a la niebla

Cuando hablamos de almacenamiento de datos, actualmente solemos hablar de la nube y de todas las posibilidades que esta puede tener. Sin embargo, ¿en alguna ocasión nos hemos planteado qué sucedería si alguien tuviera acceso a esa nube? El resultado sería, seguramente, un acceso ilimitado a todos los datos que hay en ella. Por todo ello, se está empezando a desarrollar lo que se conoce como niebla. Una manera de proteger esa información sin tener que invertir grandes cantidades de dinero en sistemas de cifrad de información con todo lo que ello puede llegar a suponer.

El concepto de la niebla

Hablar de este nuevo concepto es hablar de algo bastante sencillo. Más que nada porque, en esencia, de lo que se trata es de no poner toda la información de un mismo usuario en el mismo servidor. En otras palabras, a través de complejos algoritmos, se repartirá la información de un usuario por distintos servidores de modo que será mucho más complicado poder encontrar un dato concreto. Es más, el paso que se quiere dar es que incluso un mismo bloque de datos, es decir, un mismo bloque de bits, esté repartido en varios servidores. De esa manera, podría ser casi imposible el acceso a información para la que no tengamos privilegios.

Si bien es cierto que esto puede suponer un gran ahorro en todo lo que tiene que ver con el cifrado de la información, no es menos cierto que puede suponer un gasto a la hora de crear algoritmos que recuperen la información que está diseminada por distintos servidores. A esto, por supuesto, hay que añadir una seguridad, mínima por lo menos, en estos bloque de bits que hemos comentado. Sin embargo, lo cierto es que parece ser que almacenamiento de información tiende a este nuevo concepto. Solo falta ver cuánto tiempo se tardará en implantarlo y poder disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *