Instagram es el juguete roto de Zuckerberg

En 2012, después de que Facebook anunciara que por 1.000 millones de dólares (860 mil millones de euros) compraría Instagram, esta cifra sonaba exagerada y realmente exorbitante. Tal cantidad era considera tan grande, que tanto la prensa especializada como los analistas, implantaron una nueva palabra, “unicornios”, con el fin de referirse a esta clase de empresas pequeñas, con un rápido ascenso y valoraciones que superaban los 1.000 millones de dólares.

Con el paso del tiempo, la compra se transformó en uno de los movimientos más visionarios realizados por Mark Zuckerberg, quien logró apreciar en el crecimiento no solo los mismos patrones, sino también la misma inercia con la que tiempo atrás Facebook fue catapultado.

Este año se espera que Instagram obtenga ingresos por al menos 8.000 millones de dólares (6. 888 mil millones de euros), siendo una suma que justifica la cifra pagada por Zuckerberg en el año 2012. Y es que la aplicación se encuentra rumbo a alcanzar los 1.000 millones de usuarios, los cuales al mismo tiempo han incrementado la cantidad de tiempo que dedican a esta red social debido a los formatos de Stories, mensajes y vídeos efímeros, los cuales Facebook logró copiar de Snapchat, su competidor de forma espléndida.

Instagram ya supera a Twitter con 400 millones de usuarios

Sin embargo, existe algo que parece no funcionar, ya que esta semana, Mike Krieger y Kevin Systrom, los fundadores de esta app, informaron que dejarían la dirección de la popular red social.

Systrom y Krieger, indicaron la razón de su partida mediante un breve comunicado; “Pensamos alejarnos de Instagram con el propósito de explorar otra vez no solo nuestra curiosidad, sino también nuestra creatividad. Para construir cosas nuevas es preciso que retrocedamos, y entendamos aquello que nos inspira para poder combinarlo junto a lo que la sociedad actual requiere y desea; de eso se trata justamente lo que estamos pensando realizar”.

Algunas fuentes internas afirman, que las disputas entre los fundadores y Zuckerberg son debido a la evolución de la empresa y los planes de monetización en un futuro, y se hicieron mayores durante los últimos meses, por lo que acabaron rompiendo la confianza que había entre las partes. Uno de los motivos de estos altercados, fue la decisión de Zuckerberg sobre eliminar aquellas barreras que hasta el momento, estaban entre las distintas apps.

Ejemplo de ello es que las imágenes publicadas en Facebook a través de Instagram han dejado de incluir el enlace para descargar la app de la segunda. Asimismo, la promoción de la app a través de la red social se ha visto igualmente reducida, además, desde hace algún tiempo, Facebook viene analizando la forma de unificar los diversos formatos de Stories, el producto de mayor fama y el único que se encuentra experimentando un gran crecimiento, los cuales están dentro de sus propiedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *