Ha sido diseñado por un ordenador el primer genoma de un ser vivo

Es un método que genera una serie de ventajas, entre ellas el diseño de material genético en ambiente virtual previo al desarrollo en el laboratorio.

Para iniciar la investigación, han tomado la bacteria Caulobacter crecentus, de allí surge virtualmente la bacteria Caulobacter ethensis-2.0 que si bien es cierto aún no se encuentra en laboratorio alguno, el genoma yace almacenado entre otros organismos de la prehistoria como el Homo sapiens.

Esto ha sido posible gracias al trabajo de investigación que han llevado adelante los científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, por medio del cual consiguieron dar origen a material genético valiéndose de un ordenador.

Dicho material genético se requiere para poder desarrollar un organismo de manera artificial; tomaron como referencia el genoma de la Caulobacter crescentus que si existe y está presente en aguas de lagos, ríos y manantiales de todo el mundo, de hecho esta es utilizada continuamente en los estudios de las bacterias y su biología.

Es por tal razón y debido a su inocuidad que los investigadores científicos y hermanos Beat y Matthias Christen decidieron utilizarla para generar la totalidad del material genético de una nueva bacteria.

 

Este trabajo apenas les llevó un año con la participación de un equipo muy reducido al igual que el presupuesto de 120.000 francos suizos, lo cual es inevitable comparar con el trabajo de Craig Venter a quien le tomo 10 años crear por primera vez una nueva forma de vida sintética, valiéndose de un equipo de 20 científicos y con costes de 40 millones de dólares aproximadamente.

De los 4.000 genes que conforman esta bacteria que se ha tomado como base, los científicos han conseguido aislar los 680 genes realmente indispensables para conseguir que se mantenga viva en el laboratorio.

Señalan que aún hay mucho que perfeccionar en este genoma, sin embargo su investigación da cuenta de que la construcción de los sistemas biológicos no son complejos lo cual permitirá en el futuro cercano el diseño utilizando el ordenador para dar las instrucciones ajustándonos a los objetivos en específico y lo que sigue es construirlos.

A estas alturas ya se ha conseguido que el genoma se manifieste en forma de ADN pero aún queda desarrollarlo para conseguir el organismo vivo, señalan que muy pronto este permitirá obtener células bacterianas funcionales con todas las ventajas que ello supone.

De ser así, se vislumbran las diversas aplicaciones donde incluso se habla de obtener microorganismos sintéticos para ser utilizados en el sector farmacéutico en general. Además señalan que han diseñado un método que es utilizable no solo en la Caulobacter sino en otros microorganismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *