FBI ofrece 5 trucos para que puedas proteger todas tus contraseñas

Internet no es el sitio seguro que muchos creen, cada día ocurre una gran cantidad de delitos como por ejemplo, timos, robos, estafas y también hackeos, por lo que cualquier persona puede convertirse en una potencial víctima.

En la mayor parte de los casos, una contraseña se convierte en la única barrera con la que contamos cuando se trata de resguardar la privacidad de algún chantaje, robo o de cualquier tipo de intrusión.

Por esta razón, el FBI ha hecho público una lista con 5 consejos bastante útiles para que aprendas a resguardar tu correo electrónico, cuentas en las distintas redes sociales, así como también, cualquier cuenta que tengas a filiada a diversos servicios que se manejen a través de la Internet. Así que comencemos.

Usa contraseñas de al menos 15 caracteres

Mientras más larga sea la contraseña mejor, y esto lo dejo bastante claro el FBI en su lista, donde recomendaron a los usuarios que las contraseñas que elijan tengan al menos 15 caracteres y que además, sea una combinación entre letras minúsculas y mayúsculas.

Aparte, lo ideal es que las palabras que uses, solo de ser posible, no tenga ningún tipo de relación entre las mismas. Para entender mejor, si aplicamos este consejo en alguna de nuestras contraseñas, obtendríamos algo así: CamiónAprendizajeMesDirector, lo que sería una contraseña perfecta.

Sustituye la contraseña solo en caso de algún inconveniente

Algo bastante común entre ciertas compañías y particulares es que sustituyen cada una de las contraseñas pasado un tiempo determinado, esto por cuestiones de seguridad.

No obstante, agentes del FBI no aprueban esta práctica. De hecho, lo ideal es no cambiar tan a menudo las contraseñas y hacerlo solo en caso de presentarse un problema, como por ejemplo, un ataque o un hecho que suponga un peligro para la seguridad del usuario o empresa.

Asegúrate de que las contraseñas no sean las habituales

La mayoría de los administradores de sistemas e informáticos suelen trabajar para compañías donde pueden comparar las contraseñas de cada uno de los trabajadores con diccionarios y también, base de datos donde se guardan las contraseñas más tradicionales.    

Jamás des una pista acerca de tu contraseña

Para garantizar que la contraseña se mantenga segura, evita a toda costa proporcionar pistas acerca de esta.

Al mismo tiempo, esto quiere decir que no es recomendable escoger palabras que puedan relacionarse al usuario, por lo que nunca debes elegir los nombres de tu familia, mascotas o amigos.

Usa un sistema de administración de contraseñas

A pesar de que no se trata de la opción preferida de los agentes del FBI, también manifestaron que se puede utilizar algún tipo de sistema  de administración que sirva para guardar cada una de tus contraseñas y crear una nueva clave que sea única para cada servicio integrado en específico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *