El poder de las cerraduras invisibles

La tecnología avanza a pasos agigantados, eso lo sabemos todos, pero a veces los beneficios que nos brindan pasan desapercibidos, hoy en día es posible tener un completo control de accesos a nuestra casa desde nuestro teléfono móvil, abrir a distancia a un invitado, cerrar de forma automática al salir de casa, etc… Gracias a las cerraduras inteligentes o cerraduras digitales, hoy vamos a conocer el funcionamiento de las cerraduras invisibles y todos los beneficios de seguridad que pueden aportar a nuestro hogar.

 * También te puede interesar: «Cerradura invisible AYR. El mando es tu móvil.» en el weblog de Cerrajeronline.com

La seguridad en el hogar, como no podía ser de otra forma, está viendo como la tecnología la mejora en todos los aspectos, mirillas digitales, alarmas, cerraduras inteligentes con control de acceso… y todo con un elemento común para su control, nuestro teléfono móvil, el mismo dispositivo que nos sirve para llamar, sacar fotos, leer correos, sacar dinero, jugar, escuchar música, ver películas… ahora también nos abre la puerta de casa.

Cerraduras invisibles, el poder de pasar inadvertida

 Llamamos cerraduras invisibles a aquellas cerraduras electrónicas que colocamos en la parte interior de la puerta, de forma que no tiene acceso desde el exterior, ya que se abren a través de un mando a distancia o desde una APP en nuestro teléfono móvil. Han cogido especial fama estos últimos años por su eficacia, pero sobre todo porque son sumamente sencillas de instalar y lo podemos hacer nosotros mismos siguiendo las instrucciones que acompañan al producto.

 Son especialmente útiles para añadirlas como complemento a nuestra actual cerradura, ya que no necesitan llave y son muy fáciles de accionar gracias al mando a distancia que incorporan, algunas incluyen un sistema de alarma que se activa si se trata de forzar la puerta con golpes. También son muy solicitadas por oficinas, despachos… y en general locales comerciales donde trabajan varias personas, ya que evitamos tener que hacer una copia de la llave a cada uno, simplemente con nuestro móvil y el permiso por parte del propietario tendremos acceso al interior.

 Su punto fuerte es que son resistentes a muchos tipos de ataques normales como ganzúas, bumping, resbalón, etc… ya que no se puede tener acceso a ellas sin abrir la puerta, y son imposibles de manipular, por lo que son totalmente inmunes a este tipo de técnicas de robo más comunes.

 No ofrecen seguridad disuasoria, ya que al ser «invisibles» desde el exterior los ladrones no sabrán de su existencia antes de tratar de abrir la puerta, pero como factor sorpresa puede jugar un papel importante, ya que ante la aparición de problemas o imprevistos que retrasen el robo los ladrones optarán por frustrar el robo y no perder tiempo en el que podrían ser sorprendidos por la Policía.

Por último, no olvides que la resistencia de una cadena es la resistencia de su eslabón más débil, es decir, que busques siempre la máxima calidad en las cerraduras que instalas en tu puerta, porque de nada te sirve tener una puerta acorazada si tu cerradura no está a la altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *