El mundo de los videojuegos, lo que haces en ellos ni te imaginas hacerlo en la vida real

Ya por el título sabrás que estamos hablando de los videojuegos y de lo que queremos decir con esto, ya que no puedes ir por la vida robando coches en cada esquina, saltar desde un décimo piso sin despeinarte siquiera o aterrizar un helicóptero en plena autopista tal y como ocurre en estos videojuegos.

Conoces la historia, predices el juego y ¡aun así lo compras!

Es imposible realizar esas y muchas otras cosas más, por la simple razón que la nuestra no sería ya una sociedad, sino que entraríamos ya en una especie de anarquía.

Grand Theft Auto V, un juego muy real

Lo más interesante de toda esa ficción y fabula tan irreal, es que cada vez la gente se identifica más con ese tipo de juegos, por la simple razón de que estar en esos momentos frente al televisor y hacer ese tipo de actos, les libera del estrés acumulado y les divierte, aunque deberías saber, que como todo buen Gamer o apasionado de los videojuegos, nunca te vas a quejar de hacer ninguna de esas cosas, algo que hace atractivo a los videojuegos.

Pensemos un poco, ya que las grandes compañías que desarrollan juegos no piensan en otras cosas sino en ofrecerte experiencias que en la vida real, no se podría realizar ni en sueños y es que anteriormente te hemos mencionado que la gente se identifica con estos conceptos de juego, puesto que lo más parecido a volar en helicóptero que puedas realizar en toda tu vida, es esa fantasía de volar un helicóptero, estrellarlo, explotar un edificio y correr en un Ferrari después hasta tu casa.

Seamos honestos, por más que conozcamos de juegos, nunca descartas el poder vivir la experiencia igualmente, ya que dentro de ti hay algo que te dice que el juego promete ser bueno y vale la pena probarlo, algo que pasaría por ejemplo en Assassins Creed, donde aun matando gente sigues siendo el bueno de la “película”.

Independientemente de lo que venga, el mundo nos hace así y es que las compañías de juegos casi nos pueden diseñar a nosotros como compradores y aunque los juegos no son como los alimentos que contienen aditivos, sin duda alguna nos logran convertir en adictos al mundo de los videojuegos, aunque te damos un consejo, puedes jugar para divertirte y pasar un rato entretenido, pero pon los pies en el suelo, esto en la vida real es impensable de realizar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *