El Boicot de anunciantes y nuevas políticas de YouTube causa la huida de los YouTubers

YouTube nació hace más de una década con la intención de ofrecer a su público, una interfaz perfecta para subir vídeos y con cualidades para hacer estrellas. En 2017, las ganancias reportadas por parte de Google fueron de más de 100 mil millones de dólares, una cifra que los ejecutivos de la compañía atribuyeron en gran parte a la publicidad de la plataforma de YouTube.

Sin embargo, el atractivo inicial de la libertad y la monetización ofrecida a los creadores de contenido, una promesa que convirtió a YouTube en una plataforma sin igual, está hoy amenazada por un cambio radical en las políticas de publicidad.

En las últimas semanas, YouTube ha estado en una crisis debido a que cientos de compañías de publicidad boicotearon en su contra.

La razón es porque descubrieron que sus anuncios se mostraban junto a videos terroristas, antisemitas, racistas y de odio en YouTube. En este sentido, Google y YouTube, declararon abruptamente, políticas más estrictas contra el contenido ofensivo hacia la raza, la religión, el género o cualquier otra categoría similar.

Toda esta situación ha traído como consecuencia que los YouTubers estén presentando una disminución en sus ganancias y que estén planteándose la alternativa de renunciar a la plataforma, por no poder monetizar sus vídeos.

El Boicot de anunciantes y nuevas políticas de YouTube causa la huida de los YouTubers

Los YouTubers notaron los resultados de la desmonetización en abril de 2017. Algunos creadores populares como  Philip DeFranco, Kjellberg, Ethan e Hila Klein de H3H3 Productions, se quejaron de la notable caída en sus ingresos.

Es por ello que estos Youtubers están investigando nuevas fuentes de ingresos a la luz de la inestabilidad financiera en YouTube.

PewDiePie en tono de broma dijo, que se había convertido en un vendedor de sombreros para compensar la falta de fiabilidad de AdSense de Google. DeFranco habló de problemas similares, señalando en un vídeo reciente, que no puede generar suficientes ingresos para mantener sus proyectos, abordó también sus frustraciones con la plataforma y el estado actual de desmonetización que están sufriendo todos los YouTubers.

Por otro lado está Snakt, una plataforma desarrollada por Tristan Snell, que busca dar a los YouTubers, una oportunidad adicional de monetizar su contenido en lugar de depender de YouTube. Philip DeFranco, es el primer Youtuber en asociarse con Snakt como parte del Programa de socios SnaktCoins.

Philip DeFranco, uno de los mayores productores de contenidos, con 6.142,498 suscriptores en YouTube, molesto por la injusticia de la referida plataforma, ahora ofrecerá la oportunidad de disfrutar de sus vídeos, presentando una aplicación de noticias para la audiencia, disponible en iOS y PC, llamada DeFranco Now.

Esta nueva app permitirá interactuar de vídeo a vídeo, entre los miembros de la comunidad y el propio DeFranco, a través de Snakt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *