Crisis del Covid-19: Estas son las medidas del Gobierno para ayudar a las Pymes

El Plan de Choque para reducir el impacto de la crisis económica sobre las Pymes, incluye el aplazamiento o fraccionamiento de impuestos y préstamos, bonificaciones y créditos específicos para cada sector. El objetivo es apoyar al empresariado y evitar despidos. 

Si existiera un “Manual de Superviviencia para Pymes en tiempos de coronavirus”, sin duda el Plan de Choque impulsado por el gobierno nacional para reducir el impacto de la crisis económica, ocuparía el primer capítulo. 

Es claro que la Crisis del Covid-19 nos ha tomado desprevenidos. La suspensión de pagos, los despidos y los ERTEs, se han vuelto parte del panorama cotidiano del mercado productivo en pausa. Las Pymes y los autónomos, son los grupos más afectados. 

En este contexto, el Plan de Choque de gobierno se apoya en tres pilares para apoyar a las Pymes: el aplazamiento de obligaciones tributarias, las bonificaciones en aportes a la Seguridad Social y el lanzamiento de créditos por parte del Instituto de Crédito Oficial

Es claro que semejante inyección de ayudas atiende a unos datos más que alarmantes: el 98% de las corporaciones españolas son Pymes y en China, donde el aislamiento preventivo paralizó la economía durante más de dos meses, sólo el 30% de las Pymes lograron sobrevivir.

Qué impuestos pueden aplazarse

Aunque depende de ciertas condiciones, en principio podrán aplazarse o fraccionarse hasta seis meses algunas obligaciones tributarias como las retenciones del IRPF, las cuotas repercutidas del IVA (para los meses de febrero, marzo, abril o bien para el primer trimestre de 2020) y el impuesto de sociedades.

Durante los primeros tres meses no se aplicarán intereses y sólo podrán acceder a este beneficio las empresas que en 2019 no hayan facturado más 6.010.121 euros.

Bonificaciones hay con respecto a la Seguridad Social

Los trabajadores con contrato fijo–discontinuo que pertenezcan al sector del turismo, el comercio y la hostelería, podrán beneficiarse con la prolongación del periodo de actividad.

El empresariado, por su parte, obtendrá una bonificación del 50% en las cuotas de la Seguridad Social para contingencias comunes, la recaudación conjunta de Desempleo, Fogasa y Formación profesional.

Nuevas líneas de crédito

El ICO ha lanzado una nueva línea de créditos para empresas y autónomos especialmente afectados por este crisis, sobre todo en el sector turístico. 

Hace algunos días, Pedro Sánchez anunció la activación de los primeros avales para empresas con problemas de liquidez, que será de 20.000 millones de euros. Sin embargo, se ha señalado que la demanda superó la cifra, por lo cual es probable que en poco tiempo deban avalarse mayores cantidades para dar liquidez de las Pymes. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *