¿Conoces las técnicas que utilizan los ladrones para entrar en las viviendas? Nuestro equipo de cerrajeros te lo cuenta todo

Los robos van mucho más allá de los hurtos en la calle o en el Metro. Los objetos de valor no están en el bolso, sino en las viviendas particulares y eso es algo que los ladrones y bandas profesionales saben muy bien. Es por ello que son expertos en organizarse y en elegir aquellos domicilios que valen la pena, pero ¿realmente robar en una casa requiere de tanta sofisticación? Desde https://cerrajerosautonomos.com/ te contamos como operan estas bandas, para que sepas a lo que podrías enfrentarte cuando sales por la puerta de tu domicilio.

Conocen tus rutinas y las de tu familia

Antes de dar un golpe, los ladrones tienen en cuenta una serie de consideraciones muy importantes. Entre estas, primero está elegir la zona y dentro de esta, la vivienda o viviendas en las que robar.

Entrar en una casa no es algo que se hace en cualquier momento, sino que hay que estudiar las horas del día más adecuadas. ¿Es una familia donde todos trabajan y por la mañana la casa está libre? ¿O es una señora que pasa las tardes enteras de paseo con sus amigas? Son estos momentos, cuando no hay nadie en casa, cuando los ladrones aprovecharán para entrar.

Para que esto dé resultado, es necesario vigilar la vivienda durante unos 2 – 7 días. De esta forma, se aseguran de que estos hábitos no son ocasionales, sino que forman parte de la rutina diaria. Esto precisa de una muy buena comunicación entre los componentes e incluso colaboradores, que pueden ser personas de confianza de la familia o que incluso trabajan con ellos o para ellos. Todo este trabajo de campo es muy importante, ya que será la base del plan.

No hay puerta que se les resista

Una vez la banda tiene claras las horas que tu vivienda estará libre, pasan a la acción. Aunque hay diversas formas de entrar en una casa, la más habitual es por una puerta. Los ladrones tienen diversos métodos para forzar las cerraduras, los cuales van perfeccionando para adaptarse a los nuevos sistemas de seguridad.

Entre los métodos más típicos está el del “resbalón”, que consiste en introducir una tarjeta o una radiografía en el espacio entre el marco y la puerta. También destaca el uso de ganzúas, pues con un simple alambre a través de la cerradura pueden modificar el sistemas de bloqueo como lo haría una llave. ¿Has visto qué sencillo es abrir una puerta con objetos cotidianos? Pues igual de fácil es evitar que utilicen estos métodos si cerramos la puerta con llave.

Aunque acordarnos de girar la cerradura no es suficiente, ya que el “bumping” resuelve este problema. Consiste en introducir una llave en la cerradura y golpearla con un martillo hasta que los pistones salten, lo que libera el giro de la llave. Este es el método más utilizado, aunque la instalación de cerraduras antibumping es una práctica cada vez más habitual. Pero si un ladrón quiere entrar en tu casa, esto no le detendrá.

Los ladrones han sabido adaptarse muy bien a estos cambios, lo que ha despertado su ingenio a la hora de desarrollar nuevos métodos. Destaca el impressioning, que consiste en introducir una llave virgen en la cerradura e intentar girarla hasta que se marquen los pines de cierre. Después sólo queda limar la llave y se consigue una copia igual a la que tiene el propietario. Este método es perfecto para puertas de seguridad, las cuales cuentan con una serie de sistemas que hacen muy complicado utilizar cualquiera de los métodos anteriores.

Confía la seguridad de tu hogar a un cerrajero

Parece que a la hora de prevenir robos, no hay nada que detenga a estas personas. Pero no está todo perdido, ya que existen profesionales que tienen muy claro como asesorarte para evitar este tipo de situaciones.

Los cerrajeros de https://cerrajerosautonomos.com/ saben muy bien cómo ayudarte. Ofrecen asesoramiento gratuito a todos aquellos que quieren mejorar la seguridad de su hogar, dándoles las pautas necesarias y aconsejándoles en caso de que sea necesario cambiar la cerradura. Y todo con una garantía total de seguridad y confidencialidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *